Aprendiendo a ahorrar

Este programa, impulsado y coordinado por el BCRA tiene como aliados estratégicos al Ministerio de Educación de la Nación y la Dirección General de Escuelas de Mendoza.

Fue diseñado como una serie de pruebas piloto y prototipos a pequeña escala que permitan corregir desvíos antes de tomar medidas a nivel nacional e involucrar un mayor volumen de recursos en esas acciones.

Aprendiendo a ahorrar en números:

Metodología

En una primera instancia, se dividieron aleatoriamente las escuelas relevadas en tres grupos:

    1. A uno de ellos se le brindó una capacitación relativamente breve sobre qué eran las cajas de ahorro y las cuentas en UVAs y UVIs para menores,

    2. Al segundo grupo se le brindó un taller de capacitación más extenso donde también se abordaron cuestiones relativas a la importancia del ahorro y la bancarización,

    3. Al tercer grupo (“grupo de control”) no se le brindó ningún tipo de taller informativo, para contrastar qué hubiese pasado en esa población en el contrafáctico de no haber brindado ningún taller adicional.

Resultados obtenidos

En todos los grupos, antes de los talleres, se realizó una encuesta recabándose 3.318 respuestas, de las que se destaca que:

  • El 78% de los adolescentes contestó que les gustaría ahorrar en un banco

  • En las zonas con menor infraestructura bancaria (rurales o periféricas) esa proporción sube al 87% de los jóvenes.

  • La mayoría (3 de cada 4 alumnos) responde que le gustaría ahorrar en un banco principalmente porque los ayudaría a no gastar tan fácilmente su dinero , es decir ven este ahorro como una forma de controlar los impulsos del consumo, o bien porque les brindaría una mayor seguridad.

  • Los principales objetivos de ahorro para los jóvenes son:

    • la vivienda (26%)

    • la financiación de su educación (25%)

    • la compra de indumentaria (13%).



  • Es destacable que en el ámbito rural los estudios educativos se transforman en la principal meta de ahorro de los jóvenes alcanzando el 33%.

La práctica de evaluación del impacto de las acciones del Estado contribuye a diseñar buenas políticas públicas. Hasta el momento, los grupos tratados tuvieron cuatro veces más aperturas de cuentas que el grupo no tratado (grupo de control). Así se logran buenos resultados a un bajo costo.

Por todo esto se seguirán perfeccionando y evaluando nuevas estrategias junto a diferentes bancos comerciales para optimizar las acciones de educación e inclusión financiera a fin de poder extender el programa “Aprendiendo a Ahorrar” a todo el país.

Más información

Nota en el Blog Ideas de Peso | Ahorrar desde pequeños no significa pequeño ahorro

Discurso | Federico Sturzenegger en las XII Jornadas Nacionales del Sector Público