Objetivos y Planes

De acuerdo con el artículo 42 de la Carta Orgánica “El banco deberá publicar antes del inicio de cada ejercicio anual sus objetivos y planes respecto del desarrollo de las políticas monetaria, financiera, crediticia y cambiaria. De producirse cambios significativos en sus objetivos y planes, el banco deberá dar a conocer sus causas y las medidas adoptadas en consecuencia”.

Año 2016

De acuerdo con lo establecido en el artículo 3º de su Carta Orgánica, el primer objetivo del BCRA es velar por la estabilidad monetaria de la economía argentina. Dicho propósito implica priorizar, en el contexto actual, la disminución de la tasa de variación de los precios domésticos, hasta niveles semejantes a los que hoy en día experimentan las economías emergentes que manejan su política monetaria con sistemas de metas de inflación.

La prioridad absoluta en obtener, en un plazo razonable, una moneda con poder de compra estable implicará dejar de lado objetivos que han sido característicos del manejo monetario del país, enfocado tradicionalmente en el valor externo de la moneda, es decir, en el tipo de cambio. Al contrario, el Banco Central considera que para obtener un gradual descenso en la tasa de inflación es imprescindible la flotación cambiaria, lo cual permite además comenzar a disociar las dinámicas de precios domésticos respecto de la evolución del tipo de cambio. Los esquemas de cambio rígido han sido en el pasado un paso previo pero seguro a una devaluación monetaria, y por lo tanto han contribuido a expectativas de inflación luego materializadas. La flotación implica que el peso argentino podrá apreciarse o depreciarse frente a otras monedas según las circunstancias, dentro de una trayectoria compatible con una inflación en descenso.

En segundo lugar, asegurar la estabilidad y crecimiento del sector financiero es también prioridad de este Banco, entendiendo que es la senda óptima para contribuir con el objetivo último de su tarea: el desarrollo económico con equidad social. El Banco Central encaminará gran parte de sus acciones a desarrollar el sistema financiero local; y, en la misma línea, a promover instrumentos de ahorro en moneda nacional que estimulen el ahorro en pesos por parte de los argentinos. Estas medidas permitirán darle mayor solidez al sistema crediticio, canal por el que se potenciará el desarrollo productivo y se buscará ampliar la oferta de crédito hipotecario a tasas y plazos más accesibles para toda la población.

El tercer pilar fundamental consiste en fomentar decididamente la bancarización, con el fin de facilitar la función del dinero como medio de pago. En este sentido, el Banco adopta como agenda prioritaria la tendencia mundial a los medios de pago electrónicos. Incentivar la utilización masiva de medios de pago informáticos y facilitar su acceso a toda la población equivale a obstaculizar el crimen organizado, el narcotráfico y el lavado de dinero. La bancarización contribuye, a su vez, a la formalización de la economía, que permite cargas tributarias más parejas y más moderadas.

Ver además | Lineamientos generales, Política monetaria y cambiaria, Política financiera y crediticia, Bancarización y medios de pago, Discurso del Presidente del Banco Central de la República Argentina y Contexto macroeconómico internacional en Objetivos y planes respecto del desarrollo de la política monetaria, financiera, crediticia y cambiaria para el año 2016.

Años anteriores

2015 | Objetivos y planes respecto del desarrollo de la política monetaria, financiera, crediticia y cambiaria para el año 2015

2014 | Objetivos y planes respecto del desarrollo de la política monetaria, financiera, crediticia y cambiaria para el año 2014

2013 | Objetivos y planes respecto del desarrollo de la política monetaria, financiera, crediticia y cambiaria para el año 2013