Medios de pago electrónicos

Modernizar el sistema de pagos contribuye a mejorar la competitividad de la economía y la generación de empleo productivo. Incentivar la utilización masiva de medios de pago electrónicos y facilitar su acceso a toda la población es importante para potenciar los beneficios de la bancarización. Contribuye además a obstaculizar el crimen organizado, el narcotráfico y el lavado de dinero, así como a formalizar la economía, lo que permite cargas tributarias más parejas y más moderadas.

En conjunto con su política de profundizar la bancarización, en marzo de 2016 el BCRA reguló la gratuidad de todas las transferencias entre personas físicas a través de home-banking y cajeros, y elevó el monto a partir del cual los bancos pueden cobrar por transferencias de empresas a $250 mil. En junio, la autoridad monetaria reguló a los bancos para habilitar transferencias entre cuentas a través de dispositivos conectables a teléfonos celulares, apps y botones de pago.

El BCRA trabaja en acciones para facilitar el desarrollo de un más amplio y más moderno ecosistema de pagos que facilite la competencia.