$5 | 2015


Diseño

El diseño del billete ilustra la vida del General José de San Martín (1778-1850).

José de San Martín:

Inicia a los 11 años de edad la carrera militar en España. A lo largo de dos décadas combate en Africa, en Portugal y en la Península Ibérica contra la invasión napoleónica donde, por su destacada actuación, recibe el grado de teniente coronel.

Arribado a Londres en 1811 participa de las reuniones de la Logia Lautaro en la que se nuclean americanos dispuestos a luchar por la independencia. Ya en Buenos Aires, el Triunvirato le encarga la organización del Regimiento de Granaderos a Caballo, cuyo bautismo de fuego ocurre en San Lorenzo - Santa Fe (1813). Por su capacidad militar es designado General en Jefe del Ejército del Norte al que reestructura rápidamente, acordando simultáneamente con Güemes la defensa de la frontera norte por medio de la guerra gaucha.

Prepara un plan destinado a liberar Chile y Perú. Designado Gobernador Intendente de Cuyo forja un ejército de más de 5.000 hombres con el que ejecuta la hazaña del cruce de los Andes y libra la batalla de Chacabuco (1817). Elegido Director Supremo de Chile renuncia al cargo indicando que debía ser de O’Higgins. Tras la victoria de Maipú, acelera su partida a Perú (1820). Por tierra y mar logra aislar al Virrey de la Serna e ingresa triunfal a Lima. Declarada la independencia por la libre voluntad del pueblo, dicta la primera constitución del país y crea los poderes ejecutivo y judicial.

La entrevista con el General Bolívar lo lleva a alejarse de tierras peruanas y volver al país, no sin antes dejar asentado que: "Mi promesa a los pueblos por quienes he hecho la guerra se ha cumplido: lograr su independencia y dejar a su voluntad la elección de sus gobernantes" (1822). Para alejarse de sus conflictos internos decide radicarse en Europa (1824), pues su espada no está disponible para derramar sangre de compatriotas.

Por su amplitud de miras, su renunciamiento y su genio guerrero es para la posteridad el Padre de la Patria y el Libertador de Argentina, Chile y Perú.

Anverso

Los motivos principales están impresos en calcografía y los fondos en offset.

En la impronta principal se aprecia el retrato del prócer y en los fondos la réplica de su testamento (23/01/1844). Este documento pone de relieve sus sentimientos filiales y familiares así como un acendrado patriotismo expresado en el deseo de que su corazón sea depositado en Buenos Aires; anhelo hecho realidad pues sus restos descansan en el Mausoleo erigido en la Catedral porteña.

También reproduce "El Abrazo de Maipú", evocación del encuentro de San Martín y O’Higgins después de la batalla homónima; cuadro perteneciente a Pedro Subercaseaux, pintor chileno (1881-1956) cuya obra abunda en temas históricos.

Reverso

La totalidad del diseño está impreso en offset.

Se aprecia la síntesis biográfica del prócer en miniletra y la medalla de la Orden del Libertador diseñada por el ingeniero y escultor Angel Ibarra García (1892-1972) y aprobada por el Consejo de la Orden el 14/06/1945.

Asimismo, reproduce el Monumento al Ejército de los Andes que está emplazado en el Cerro de la Gloria, Parque Gral. San Martín, ciudad de Mendoza. Este monumento presenta en lo alto del cuerpo de sustentación, un grupo de granaderos se lanza al ataque. La figura de la Libertad, con cadenas rotas en sus manos, avanza sobre el grupo. Más abajo, un cóndor en actitud de levantar vuelo simboliza la inspiración que gestó la hazaña. Bajo el grupo que se lanza a la carga se adosa un escudo argentino, en la pared este el escudo peruano y en la oeste el chileno. En su frente, separado del conjunto y sobre una base de piedra, se destaca la estatua ecuestre del Gral. San Martín. Retrocedidos y a ambos lados, dos relieves representan el Cuerpo de Granaderos a Caballo. Sobre los costados este, sur y oeste, tres frisos en relieve adosados a la base, desenvuelven los hechos más notables de la formación del ejército.

La obra pertenece al escultor uruguayo Juan Manuel Ferrari (1874-1916). En la elaboración práctica colaboran, entre otros, Juan Carlos Oliva Navarro (1888-1951) y Víctor Garino (1878-1958). El monumento se inaugura el 12/02/1914, al cumplirse el 97º aniversario de la batalla de Chacabuco.