Informe Monetario Mensual, edición mayo 2016

Se encuentra disponible el Informe Monetario Mensual correspondiente a mayo, cuyo cierre estadístico fue el 6 de junio de 2016 (*).

Este informe analiza el comportamiento de las principales variables monetarias, como los medios de pago, el circulante en poder del público, préstamos, depósitos, tasas de interés, reservas internacionales (cifras provisorias sujetas a cambio de valuación).

Se brinda además un anexo estadístico con la posición de cada una de estas variables en los últimos meses.

Síntesis de ésta edición:

• En el transcurso de mayo, los distintos índices de precios que se publicaron corroboraron la visión del Banco Central respecto a la dinámica de la inflación: el aumento transitorio que se ha producido desde fines de 2015 estuvo relacionado principalmente con un reacomodamiento de los precios relativos, con mayor incidencia en el área metropolitana. Luego de estos cambios, el Banco Central espera que la inflación se reduzca rápidamente hasta los niveles que se observaban antes de que se produjeran, para luego adoptar una tendencia gradualmente descendente.

• En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (C.A.B.A), tal como se esperaba, hubo una aceleración de la inflación en abril por el aumento de los servicios públicos. En cambio, la inflación “resto” del mismo mes, que intenta captar la tendencia subyacente del nivel general de precios, al excluir los componentes estacionales y regulados, mostró el menor crecimiento mensual desde noviembre pasado. De manera similar, el índice de precios de abril de San Luis mostró un aumento mensual superior al del mes previo, pero más de la mitad de su incremento obedeció a la incidencia del rubro “Vivienda y servicios básicos”. También se publicó el índice de precios mayoristas del INDEC, que mostró una sostenida desaceleración en el transcurso del primer cuatrimestre. A su vez, las expectativas de inflación han mostrado un leve descenso a medida que se van superando los efectos de los cambios de precios relativos.

• Considerando estos indicadores y distintos relevamientos de precios y de expectativas de inflación, para limitar el aumento del sesgo contractivo de la política monetaria, el Banco Central decidió reducir su tasa de interés de referencia, la correspondiente a la LEBAC de 35 días, en cuatro oportunidades durante mayo, por un total de 3,75 p.p. Así, la tasa de interés de corte de la LEBAC de 35 días se ubicó en 34,25% en la última licitación del mes. Adicionalmente, mantuvo sin cambios el corredor establecido mediante las tasas de interés de las operaciones de pases.

• El Banco Central continuará actuando con cautela, manteniendo su sesgo contractivo y, en particular, monitoreando que no se produzcan alteraciones significativas o duraderas en la tendencia descendente de la inflación subyacente o en las expectativas de inflación.

• Las tasas de interés de más corto plazo –principalmente las operadas en los mercados interfinancieros y las aplicadas a los préstamos otorgados mediante adelantos hasta 7 días– se mantuvieron dentro del corredor de tasas de interés establecido por el Banco Central.

• En el mes de mayo el BCRA realizó una serie de operaciones en el mercado de cambios orientadas a fortalecer su hoja de balance, incrementando sus reservas internacionales. Se realizaron compras netas de divisas tanto al sector privado como al sector público, por un total aproximado de US$4.200 millones. La expansión generada mediante dichas operaciones fue esterilizada principalmente mediante la colocación de LEBAC. Cabe aclarar que las compras de divisas al Tesoro Nacional no constituyen transferencias. No tienen un efecto patrimonial neto sobre el balance del BCRA, sino sólo sobre la composición de sus activos y pasivos. De la misma manera que cuando el BCRA compra divisas a otros entes oficiales, provincias, o al sector privado, no se trata d transferencias hacia dichos agentes, sino de operaciones de cambio.

• En el esquema de política monetaria de fijación de la tasa de interés, la cantidad de dinero se regula endógenamente, según la demanda de liquidez existente a ese nivel de tasa. En mayo el crecimiento interanual de la base monetaria continuó reduciéndose y alcanzó a 24,8%, 2,3 p.p. por debajo del de abril. Los agregados monetarios más amplios también continuaron desacelerándose. Los medios de pago del sector privado (M2 privado) alcanzaron un crecimiento de 23% i.a., 2,5 p.p. inferior al del mes previo, mientras que el M3 redujo su aumento interanual 1,2 p.p., hasta 24,6%.

• La liquidez bancaria en pesos (incluye tenencia de LEBAC, pases con el BCRA, cuentas corrientes en el BCRA y efectivo) se mantuvo en niveles adecuados. En términos de los depósitos en moneda local aumentó 1 p.p. respecto al mes previo, al ubicarse en 37,8%. El incremento mensual se produjo en un contexto en el que las entidades financieras destinaron el aumento de los depósitos principalmente a incrementar los saldos de pases en el Banco Central.

• Con vigencia a partir de junio, el Banco Central dispuso un aumento de los coeficientes de encajes. Para los depósitos en pesos, el aumento será de 2,5 p.p. para las colocaciones a la vista y de 1,5 p.p. para los depósitos a plazo de menor plazo residual. A partir de julio, regirán incrementos adicionales de la misma magnitud. Esta medida busca que el esfuerzo de la contracción monetaria que viene implementando el Banco Central desde comienzos de año sea compartido por todos los actores del sector financiero.

(1) Excepto que se indique lo contrario, las cifras a las que se hace referencia son promedios mensuales de datos diarios.

Para acceder a las ediciones anteriores, cliquear aquí.

Por consultas, comentarios o suscripción electrónica escribir a: analisis.monetario@bcra.gob.ar

(*)Todas las cifras son provisorias y están sujetas a revisión.


7 de junio de 2016