La nueva familia de billetes

BILLETE DE $500


Características

El nuevo billete, cuyo papel es 100% de algodón con una leve tonalidad verdosa y conserva el tamaño de la Línea Peso, será distribuido progresivamente a través de la red de sucursales bancarias y cajeros automáticos de todo el país. Al igual que el resto de la nueva familia de billetes, coexistirá con la que actualmente se encuentra en circulación.

La elección del yaguareté como figura representativa se debe a que es considerado Monumento Natural Nacional, una de las categorías más importantes en términos de preservación, ya que se encuentra en peligro crítico de extinción. Se estima que pueden encontrarse solo 250 ejemplares en nuestro país, principalmente en el noreste, en la selva misionera y algunos sectores del Chaco, Santiago del Estero y Formosa, aunque también pueden hallarse en las yungas de Salta y Jujuy.

En su anverso, diseñado con formato vertical, puede verse el retrato del yaguareté. Su reverso, diseñado con formato horizontal, recrea una imagen de la selva, su hábitat natural. En el ángulo inferior izquierdo, una representación más simple del yaguareté aparece en forma de guiño a la niñez, en la búsqueda de la concientización de las nuevas generaciones.

La incorporación de la denominación de $500 permite que el billete de mayor valor de la economía argentina aumente tanto su poder adquisitivo como su valor relativo medido en divisas. Además, este billete facilitará un abastecimiento adecuado de los cajeros automáticos y la reducción de los costos (de 5 a 1) y tiempos de distribución en el traslado de efectivo. También agilizará múltiples operaciones cotidianas, mejorando la calidad de vida de los argentinos.

Las mejoras en el funcionamiento de las actividades económicas cotidianas que generará el nuevo billete de 500 pesos se complementan, a su vez, con el desarrollo de los medios electrónicos de pago, uno de los objetivos centrales del BCRA. En los últimos meses se han tomado diversas medidas en este sentido, tales como establecer la gratuidad de las cajas de ahorro y sus tarjetas de débito vinculadas, de las transferencias por vía electrónica hechas por personas físicas y la implementación de nuevas modalidades de pago mediante telefonía celular.

Ícono de la huella del jaguareté
Ícono de la flor
Ícono con el valor del billete
Ícono de estracción de dienro

Anverso

Microletra: “$500BCRA500BCRA” en la base de la silueta del yaguareté.

Marca de agua: Reproduce el retrato del yaguareté y presenta la denominación.

Motivo de complementación frente-dorso: La huella del yaguareté se completa por transparencia con el reverso.

Hilo de seguridad: Se perciben segmentos con efecto dinámico y cambio de color del verde al azul; y al trasluz, se distingue $ 500 y BCRA, también visibles bajo la luz ultravioleta.

Impresión calcográfica: El retrato del yaguareté y las flores presentan relieve perceptible al tacto.

Identificación para personas con capacidad visuales reducidas: Valor en número romano y código con relieve perceptible al tacto.

Imagen latente: Las iniciales RA pueden apreciarse cuando se observa el billete con luz rasante.

Tinta de variabilidad óptica: Tinta que cambia de color del verde al azul y presenta efecto dinámico al mover el billete.

Microletra: “BCRA” dentro del valor “500”.

Reverso

Numeración vertical: En color rojo, con luminosidad roja a luz ultravioleta.

Numeración horizontal: Tinta negra con dígitos de tamaño variable, con viro al amarillo a la luz ultravioleta.

Familia

Con el billete de 500 pesos, el Banco Central de la República Argentina comienza la puesta en circulación de su nueva familia de billetes con imágenes de la fauna autóctona de todo el país. Cada billete tendrá en su anverso a un animal representativo de las distintas regiones de la Argentina y en su reverso una imagen de su hábitat característico, según el siguiente detalle:

Billete de $1.000: Hornero (ave nacional). Región Centro.

Billete de $500: Yaguareté. Región Noreste.

Billete de $200: Ballena Franca Austral. Mar Argentino, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

Billete de $100: Taruca. Región Noroeste.

Billete de $50: Cóndor. Región Andina.

Billete de $20: Guanaco. Estepa patagónica.

El siguiente billete que comenzará a circular será el de 200 pesos, con la imagen de la Ballena Franca Austral, que se distribuirá a fines de octubre de 2016. En el anverso se observa la imagen de la ballena emergiendo del mar y, como en toda la familia de billetes, esta imagen fue diseñada en formato vertical.

Cabe la aclaración dado que ante la difusión del boceto, en enero pasado, se generó cierta confusión en cuanto a que el retrato de la ballena tenía alguna imperfección. Viendo el billete en forma vertical, es claro que no hay error alguno. Por ello, el boceto difundido será la base de la imagen definitiva que se conocerá en octubre. La pieza se completa, en el reverso, con una imagen de la Península de Valdés.

Asimismo, en esta nueva serie se acuñará un nuevo cono monetario integrado por monedas de 1, 2, 5 y 10 pesos, cuyos motivos serán informados oportunamente. Estos nuevos valores se adaptan a las necesidades monetarias de la actualidad. Tanto estas monedas como los billetes de 1.000, 100, 50 y 20 pesos comenzarán a circular a lo largo de 2017 y 2018, facilitando las actividades económicas cotidianas de todos los argentinos y sembrando conciencia sobre la necesidad de la preservación de la naturaleza.

Ícono video
Ícono video
Ícono video