La caja de ahorro

1. Considerar la tasa de interés sobre los saldos acreditados en la cuenta.

2. Tratar de usar los cajeros automáticos de la entidad financiera donde se tiene la caja de ahorro, ya que no tiene costo y conocer el costo de las operaciones en los cajeros de otras entidades.

3. Verificar la disponibilidad de cajeros en su zona de influencia.

4. Al hacer compras con la tarjeta de débito, en muchos casos obtendrá la devolución del 4,13 por ciento en concepto de IVA.

5. Preguntar si los depósitos de cheques en la caja de ahorro implican costos adicionales.

6. A través la caja de ahorro se pueden realizar pagos de servicios con débito directo

7. Averiguar sobre la posibilidad de operar por internet (Home Banking) y/o telefónicamente.

8. Para realizar extracciones en otros países es necesario preguntar si la tarjeta asociada a la caja de ahorro permite este tipo de operaciones.

9. Es aconsejable evaluar las garantías de los depósitos con los que cuentan los diferentes bancos.

10. Las entidades financieras están obligadas a separar de los paquetes multiproductos a las cajas de ahorros en pesos.

Cómo contratar un préstamo personal

1. La tasa de interés no es el único dato a tener en cuenta para elegir un préstamo. Al costo de la tasa se suman los gastos adicionales y los seguros, de lo que resulta el Costo Financiero Total (CFT). El CFT es la verdadera carga financiera de un préstamo y es el dato en base al cual deberían compararse las ofertas de las distintas entidades.

2. Se puede optar entre una tasa de interés que se mantenga estable a lo largo del préstamo (tasa fija) o que varíe periódicamente (tasa variable). En este último caso, el cliente tiene que conocer cuál será el parámetro para su ajuste.

3. Si la entidad percibe gastos de administración, es conveniente analizar cuál es el costo y cómo se aplica (en porcentaje de la cuota, en porcentaje del saldo de deuda o un monto fijo, etc.).

4. También debería analizarse, siguiendo el mismo criterio, si la entidad cobra gastos de otorgamiento.

5. Si el préstamo incluye la contratación de un seguro de vida, es conveniente analizar de qué forma es cobrado por la entidad. Según la ley el cliente tiene derecho a elegir entre tres diferentes aseguradoras.

6. Tener en cuenta que, si el tomador del préstamo es consumidor final deberá pagar el IVA sobre los intereses abonados cada mes, lo que impactará en la cuota.

7. Si el préstamo contempla la posibilidad de una cancelación anticipada, parcial o total, es conveniente conocer cuál es su costo.

8. Algunas entidades financieras obligan a contratar productos adicionales junto con el préstamo (cajas de ahorro, cuentas corrientes, tarjetas de crédito). A la hora de decidir, su costo debería añadirse al de la cuota.

9. Muchas entidades financieras ofrecen ventajas para sus clientes con la apertura de la “cuenta-sueldo”. Estos beneficios pueden compararse entre las distintas entidades.

10. Todas las condiciones informadas por la entidad financiera al momento de ofrecer el préstamo deben figurar en el contrato. Es importante revisarlo minuciosamente, con el fin de evitar firmar cláusulas sobre las que el cliente no tiene conocimiento.

Paquetes de productos

1. Es importante considerar cuáles son las necesidades de productos financieros para evitar pagar por servicios que no se van a utilizar. Ejemplo: quien no suele manejarse con cheques, no necesita un paquete con cuenta corriente.

2. Es recomendable analizar individualmente cada uno de los productos que integran el paquete, para determinar si se adecúan a tu perfil de comportamiento. Ejemplo: si la tarjeta de crédito es nacional o internacional.

3. Es importante tener en cuenta para evaluar correctamente el paquete a elegir conocer los costos adicionales de cada producto, especialmente en las tarjetas de crédito (costos de renovación, envío de resumen mensual, seguros). Estos suelen ser determinantes en el precio final.

4. Comparar el precio del paquete con la suma de los costos de la contratación individual de los productos que utilizarías.

5. En el caso de los descuentos y beneficios especiales asociados a la utilización de una tarjeta de crédito o débito, analizar si están dentro de tu perfil de consumo.

6. Si no se cobran las extracciones en cajeros propios de la entidad y sí se cobran en cajeros de otras entidades o de otras redes, verificar la disponibilidad en la zona de influencia, cerca del trabajo, el hogar, etc.

7. Considerar los límites de financiación incluidos en los distintos instrumentos financieros: tarjetas de crédito, adelantos en cuenta corriente y préstamos preacordados.

8. Un tema importante a tener en cuenta son las diferencias de tasas de interés, tanto a percibir como a pagar.

9. Analizar las cargas y reintegros impositivos propios de la utilización de los productos financieros que incluye. Por ejemplo: impuesto al cheque, ingresos brutos o devolución parcial de IVA por compra con tarjeta de débito.

10. Tener en cuenta los riesgos ante incumplimientos en las condiciones estipuladas en cada uno de los instrumentos. Por ejemplo: la demora del pago de la tarjeta de crédito, genera intereses punitorios. Otro ejemplo: si el paquete incluye adelantos en la cuenta corriente, ellos tienen un costo en términos de intereses.

La tarjeta de crédito

1. Para elegir una tarjeta de crédito tener en cuenta:la tasa de interés compensatoria que cobran las emisoras, los cargos asociados a su utilización y si la tarjeta a emitir será para uso nacional o internacional (es decir, si puede usarse en otro país).

2. Dentro de los costos relacionados a la utilización del producto, se incluyen seguros de vida sobre los saldos financiados, gastos administrativos (envío de resumen), gastos de renovación de la tarjeta y comisiones que se cobran por el retiro de dinero en efectivo, además del IVA sobre los intereses compensatorios.

3. Por tratarse de un producto crediticio, hay un límite de compra (que puede variar temporalmente solicitándolo), un límite de extracción en efectivo y un límite de financiación en cuotas. Estos límites dependen de la política crediticia de cada banco y de la calificación crediticia del cliente.

4. Otros aspectos a considerar son: la tasa de interés compensatoria por financiar sus compras, la tasa de interés punitoria por no efectuar el pago mínimo que indica el resumen mensual, el monto de ese pago mínimo y las comisiones cobradas por superar el límite de compra (determinado en función del nivel de ingresos). Además, es relevante conocer los requisitos para la contratación de la tarjeta (nivel de ingresos, edad máxima).

5. Se aconseja analizar la necesidad de tener varias tarjetas de crédito dado que generan gastos fijos.

6. Al comprar con la tarjeta, se recomienda tener en cuenta la capacidad de pago que se tiene en las sucesivas cuotas.

7. Conocer las promociones que ofrecen las tarjetas, las categorías o productos que suelen estar incluidos en ellas, para saber si de adaptan a tu perfil de consumo y son las más convenientes para vos.

8. Al momento de hacer una compra, la transacción debe hacerse dónde puedas verla, para evitar cualquier uso con el que no estemos de acuerdo. También es aconsejable guardar los tickets de compra para confrontarlos con el estado de la cuenta .

9. Para la cable de identificación personal, para mantener segura la cuenta es aconsejable memorizar la clave,tenerla guardada por escrito puede ser peligroso para la seguridad de la cuenta . Además elegir una clave difícil de adivinar .

10. Es aconsejable evitar pagar solo el pago mínimo del saldo de la tarjeta. La acumulación de saldo genera intereses mayores en el futuro.

El Cajero automático

1. Averiguar en el banco qué cantidad de operaciones se pueden realizar por cajero automático sin costo. Tener en cuenta que realizar operaciones en cajeros de otro banco tiene un costo, y varía según sea de la misma red o de otra. Las operaciones no son solo extracciones de dinero, también incluyen averiguar el saldo de su cuenta o pagar un servicio, entre otras.

2. Para evitar agotar el cupo de operaciones sin costo, podés consultar el saldo a través de la banca telefónica o por home-banking.

3. Tener en cuenta que los cajeros automáticos tienen topes de retiro por día.

4. Se puede modificar el tope de retiro de efectivo, subiéndolo si el volumen que se maneja a diario es elevado, o bajándolo por razones de seguridad u otros motivos. En algunos bancos, este cambio en el tope implica un cambio en sentido opuesto en el límite de compra de la tarjeta de débito.

5. Si al extraer dinero hay diferencias entre el comprobante emitido por el cajero y el importe efectivamente retirado, comunicarse con el banco emisor de la tarjeta, para que solucionen el problema. De la misma manera, en caso de pérdida o robo de la tarjeta, denunciar de inmediato la situación al banco.

6. Al hacer un depósito, asegurarse introducir en la ranura correspondiente el sobre conteniendo el efectivo o los cheques y el primer comprobante emitido por el cajero durante el proceso de esa transacción. Es aconsejable conservar el comprobante que la máquina entrega al finalizar la operación; para realizar un eventual reclamo posterior.

7. Evitar el uso de cajeros automáticos cuando se encuentren mensajes o situaciones de operación anormales.

8. Es aconsejable cambiar el código de acceso o clave o contraseña personal ("password", "PIN") y memorizarla en lugar de escribirla. Modifícarla periódicamente para mayor seguridad. Esa clave no debería ser la dirección personal, ni la fecha de nacimiento u otro número que pueda obtenerse fácilmente de documentos que se guarden en el mismo lugar que la tarjeta.

9. Al operar en un cajero automático pensar en la seguridad personal. Evitar digitar la clave personal en presencia de personas desconocidas, aun cuando pretendan ayudar, ni facilitar la tarjeta a terceros.

10. Recordar retirar la tarjeta al finalizar las operaciones.

Plazos fijos

1. Guardar el dinero en el hogar no genera ningún rédito. El Plazo Fijo ofrece un retorno conocido (la tasa de interés), es simple, es seguro y contribuye a la financiación de los clientes bancarios.

2. Antes de elegir un banco para constituir un plazo fijo chequear la tasa de plazo fijo por Home Banking o por la banca de inversión, los medios electrónicos suelen ofrecer mejores tasas de interés.

3. Por lo general, a mayor plazo, mayor es la tasa que el banco esta dispuesto a pagar. Si se sabe que no se necesitará el dinero por un tiempo superior a 30 días, consultar las tasas de interés por plazos superiores, 60, 90, 180 y 360 días.

4. Los plazos fijos que fueron captados a tasa superiores a la de referencia, y los que hayan contado con incentivos o retribuciones especiales diferentes de la tasa de interés, no se encuentran garantizados por el Seguro de Garantía de los Depósitos.

5. Por lo general, a mayor monto depositado, mayor es la tasa que el banco esta dispuesto a pagar. El monto mínimo para un plazo fijo suele ser de $1000.

6. Las operaciones de plazo fijo pueden hacerse en pesos o en dólares, y la tasa de uno y otro son diferentes.

7. Es recomendable invertir en un plazo fijo cuando se esta seguro de que no se necesitará el dinero depositado durante un determinado tiempo, debido a que el mismo quedará inmovilizado sin poder ser retirado hasta su vencimiento.

8. Los plazos fijos en pesos son compensables, esto incrementa su seguridad ya que permite evitar el traslado del dinero de una entidad a otra. Al presentar un plazo fijo compensable en otra entidad, las opciones a las que se pueden acceder son: depositarlo en otra cuenta o constituir un nuevo plazo fijo.

9. Antes de constituir un plazo fijo, chequear la tasa de interés en distintas entidades para optar por la mejor oferta de tasas de interés.

10. No son compensables aquellos plazos fijos que poseen una modalidad específica (ej. precancelables, ajustables con cláusula CER, etc.) ni los que se hayan realizado electrónicamente (por cajero, Home Banking, teléfono, etc), ya que es necesario poseer el documento físico para presentarlo en otra entidad.

Prevenir el robo de identidad

1. No llevar documentos de identidad innecesarios. En caso de robo, hurto o pérdida, la nueva documentación dificulta e imposibilita su falsificación por parte de terceros atento que la misma incorpora mayores medidas de seguridad.

2. No brindar datos personales a desconocidos por correo electrónico, teléfono, carta o redes sociales. Es necesario tomar recaudos personales a la hora de la utilización de la tecnología, y parte de ello es tomar conciencia respecto del valor de nuestros datos. Ponerlos a disposición online sin restricciones resultará peligroso y podrá resultar en un robo de identidad virtual.

3. Destruir la documentación (tanto física como digital) que contenga información personal que ya no sea necesaria. Ello dará seguridad de que dicha información no pueda ser reconstruida y utilizada por terceros.

4. Utilizar sistemas de seguridad y claves de acceso seguro en la computadora y no compartirlas. No utilice siempre la misma contraseña, cambiarla periódicamente. Las claves de acceso son la llave de entrada a nuestros datos personales, su confidencialidad y seguridad a la hora de confeccionarla serán de gran importancia para resguardar nuestros datos.

5. No permitir que los equipos de uso público recuerden contraseñas, ni nombres de usuario porque pueden ser utilizados por terceros. También es una buena práctica utilizar el teclado virtual y navegar por Internet con la opción “en privado” activada, si es que está disponible en el navegador.

6. Guardar equipos electrónicos como notebooks, tablets, celulares, y cualquier otro medio de almacenamiento de información en lugares seguros. Los datos almacenados en estos dispositivos pueden ser sustraídos.

7. Al perder o frente al robo de documentación de identidad, hacer la denuncia policial siempre. Ello será el primer resguardo frente a un eventual robo de identidad, y en la comisaría tienen la obligación de tomar la denuncia. Luego realizar el trámite para la obtención de un nuevo ejemplar.

8. Solicitar periódicamente a las empresas de información crediticia su informe. Si están usando tus datos ilícitamente se puede exigir que conste en dichos informes. Si fuiste víctima de robo, hurto o extravío de su documentación, pedir que conste dicha situación y cuál es el nuevo ejemplar que actualiza. Recordar que esta solicitud es gratuita.

9. Al perder o frente al robo de la tarjeta de crédito o chequera, contactar al banco emisor. De esta manera el banco podrá bloquear el uso de esa tarjeta y la información de la chequera en los sistemas de seguridad que tienen los bancos a fin de resguardar tus cuentas y tu dinero.

10. Verificar la identidad de las personas con las que te vinculas comercialmente y profesionalmente.

Podés consultar más información sobre este tema en:
http://www.jus.gob.ar/datos-personales/documentos-cuestionados.aspx

Emitir un cheque

1. No dejar espacios delante de los importe en número ni en letras.

2. No dejar espacios amplios entre las palabras ni los nombre escritos.

3. Escribir el monto en letras y al terminar su escritura trazar una línea invalidando el renglón, para evitar fraudes.

4. Es preferible integrar los espacios a llenar por el titular con biromes/bolígrafos.

5. Cuando se cruza el cheque para su depósito debe hacerse siempre en el cuerpo principal, no sobre la franja comercial y pasando por encima de algún impreso.

6. Registrar, en la entidad bancaria, todos los modelos de firma que utilizas para firmar los cheques.

7. Recordar modificar el registro de firma si realizas cambios en ella.

8. Es importante que ante la pérdida/sustracción de un cheque recuerdes siempre realizar la denuncia y notificar al banco el hecho.

9. Asegúrese de contar con el saldo disponible de la cuenta para la fecha de débito del cheque emitido.

10. Informarte acerca de los gastos y tasa del descubierto. Mantener la acuerdo de giro en descubierto vigente y actualizado en la medida que lo necesites.

Para más información podés consultar:
Sabés cómo usar una chequera
Medios de Pago | Cheques